Cardenal Porras 30 años de amor, entrega y servicio a la Iglesia Merideña


Este domingo cinco de diciembre, la Arquidiócesis de Mérida celebró con una solemne eucaristía el XXX aniversario arzobispal de S.E.R Baltazar Cardenal Porras, quien un cinco de diciembre del año 1991 asume como el VI Arzobispo de la Arquidiócesis de Mérida.


En la Catedral Basílica Menor Inmaculada Concepción, en horas de la mañana se dio inicio a la solemne eucaristía con motivo del XXX aniversario arzobispal del Cardenal Porras.

Celebración que estuvo presidida por S.E.R Baltazar Enrique Cardenal Porras Cardozo y concelebrada por Monseñor Luis Enrique Rojas, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Mérida, Monseñor Juan de Dios Peña Rojas, Obispo de la Diócesis de El Vigía – San Carlos del Zulia, Monseñor Carlos Viña de la Diócesis de Barcelona y parte del clero merideño. Al inicio de la misa fue develado el escudo cardenalicio, escudo que estará en la nave central del presbiterio, en el altar de la Catedral.


La homilía estuvo a cargo de Monseñor Luis Enrique Rojas, obispo auxiliar de la Arquidiócesis, quién manifestaba, “Me corresponde hablarles de un gran personaje que durante el tiempo y de manera especial en Mérida, ha logrado ganarse el respeto, el aprecio y el amor sincero de todos los merideños, no solo por lo que representa, sino porque su trabajo incansable y logros obtenidos desde la Iglesia, le dan ese sitial que le corresponde, se trata de nuestro Padre y Pastor S.E.R Baltazar Enrique Cardenal Porras Cardozo”.


Monseñor Luis Enrique recordó además parte de los trabajos realizados por el Cardenal Porras durante estos 30 años al frente de la Iglesia merideña, trabajos a nivel arquitectónico, las diferentes obras que dentro del palacio arzobispal y en la geografía merideña se han realizado; a nivel académico, su relación con la Universidad de los Andes, su preocupación por el estudio, la formación de los demás, muestra de ellos son sus múltiples obras que hoy se encuentran en el archivo arquidiocesano; a nivel cultural que mejor ejemplo que el museo arquidiocesano y todo lo que en él se encuentra. Su celo y cuidado por la liturgia que durante estos años ha inculcado a los sacerdotes merideños y el cuidado especial por el Seminario San Buenaventura.


“Contamos con un pastor con un olor a oveja, el cual lo ha demostrado con las visitas pastorales, la dedicación, entrega y servicio, de manera muy especial a las comunidades más lejanas. En este sentido, el Cardenal ha sido ejemplo vivo para su presbiterio y para nosotros los obispos auxiliares, que hemos vivido esta escuela inicial en el episcopado junto a él” agregó Monseñor Luis Enrique.
Durante la eucaristía diferentes grupos culturales hicieron acto de presencia y regalaron una muestra de sus presentaciones al Cardenal y público presente. Al finalizar la misa, se dio inicio al acto académico donde se presentaron 28 publicaciones nuevas del archivo arquidiocesano. Obras realizadas por el Cardenal Porras, Monseñor Luis Enrique Rojas, Pbro. Alexander Rivera, Vicario General de la Arquidiócesis y de diferentes doctores y docentes universitarios. Estas publicaciones se podrán encontrar disponible en el archivo arquidiocesano, ubicado en el palacio arzobispal de la Arquidiócesis de Mérida.





¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *