Santos Angeles Custodios: 02 de Octubre

“Bendigan al Señor, ustedes sus poderosos ángeles que ejecutan su palabra obedeciendo la voz de ella” Sal. 103-20.

Este 02 de Octubre la Iglesia Universal celebra la Fiesta en honor a los Santos Ángeles Custodios, haciendo referencia a la misión encomendada por Dios, al ángel destinado a proteger y guiar por un buen camino a las personas para que así vayan según los designios de Dios Padre y puedan entrar al cielo sin limitaciones o dificultades.

Breve Historia


La celebración de los Santos Ángeles Custodios tuvo su origen en España en el siglo V, En esa época se empezó a celebrar el Día del Ángel de la Guarda juntamente con la fiesta de los Santos Arcángeles un 29 de septiembre; En el Siglo XVII, el papa Clemente X instauró la celebración de la fiesta del Santo Ángel de la Guarda, dedicada el día 2 de octubre al ángel particular de cada persona.
“Con todo su ser, los ángeles son servidores y mensajeros de Dios. Porque contemplan «constantemente el rostro de mi Padre que está en los cielos» (Mt 18, 10), son «agentes de sus órdenes, atentos a la voz de su palabra» (Sal 103, 20).” (C.E.C, n329).

¿Cómo se comunican los ángeles entre ellos, con Dios y con nosotros?
(Fuente: Catholic.net)

EL LENGUAJE DE LOS ÁNGELES

Santo Tomás de Aquino lo trata en la 1ª parte de la Suma Teológica, en la cuestión 107, cuando habla del Tratado de la conservación y gobierno del mundo.

En la respuesta o solución al artículo 1, nos dice que los ángeles hablan en el sentido de que nos manifiestan a nosotros o a un ángel inferior, un concepto de la mente que ellos conocen y nosotros o el ángel inferior no.

Es semejante a cuando utilizamos el término «Iluminar»: Se aclara algo en nuestro interior, la comprensión de Dios, de su Voluntad, de la verdad de las cosas, de nosotros mismos.

Éste es el hablar de los ángeles, más allá de las palabras, a través de los conceptos de la mente y que debemos discernir si proceden de ellos: Su rastro es que dejan precisamente luz y no oscuridad ni tinieblas, paz, serenidad y ánimo, y no inquietud, desasosiego y desánimo o desgano, dulzura y no amargura, consuelo y no tristeza y pesar.

¿No necesita el ángel para comunicarse del sonido de la voz para el lenguaje?

Cuando responde Santo Tomás de Aquino en la cuestión 107 de la 1ª parte de la Suma Teológica en el artículo 1 a la segunda objeción, dice que a nosotros nos es necesario el lenguaje exterior a través de la voz por la mediación (u obstáculo) del cuerpo.

Pero al ángel no les son necesarias las palabras del sonido de la voz, pues es incorpóreo e inmaterial, carece de la mediación (u obstáculo) del cuerpo.

Le basta con la comunicación interior, mental, de inteligencia a inteligencia.

El lenguaje de los ángeles es esta capacidad suya de comunicarse consigo mismo y con los demás concibiendo interiormente los conceptos y manifestándolos a quién él decida que es Voluntad de Dios el hacerlo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *