Una opción, un proyecto: texto para la cuarta etapa del ICNAM

El Secretariado de Catequesis de la Arquidiócesis de Mérida nos regala, dentro del itinerario de iniciación cristiana «Amigos tú y yo», el cuarto tomo, que busca apoyar a los catequistas de la cuarta etapa en su misión evangelizadora. Este texto lleva por título: Una opción, un proyecto.

Descubrir el plan de Dios en la vida de cada joven

El Secretariado de Catequesis de la Arquidiócesis de Mérida, como parte del material para la Iniciación Cristiana para Niños, Niñas y Adolescentes Mérida (ICNAM), lanza también la guía de apoyo al catequista de la cuarta etapa para ayudarle en la preparación de los encuentros con sus catequizandos.

Resumen de la IV etapa
IV ETAPA

Esta etapa cuenta con 17 encuentros y dos convivencias. Los encuentros, además de prepararlos para recibir el Espíritu Santo por la imposición de manos del obispo, buscan animar a los muchachos a descubrir su vocación personal en el seno, no sólo de la Iglesia, sino también de la sociedad. Las convivencias pretenden, por un lado, mostrar a los jóvenes lo que realmente significa ser cristiano en el mundo actual y, por otro, dar a conocer los dones de los cuales serán partícipes una vez confirmados.

El paso de etapa y cierre de este itinerario catequético será el envío misionero frente a la comunidad parroquial, con lo que se busca insertar a los jóvenes en la vida apostólica parroquial haciendo que, según sus carismas, se incorporen en los distintos grupos que hacen vida en su parroquia.

El objetivo central de la cuarta etapa, además de ser la preparación inmediata para el sacramento de la Confirmación, es descubrir el camino que Dios ha trasado en la vida de cada uno de los catequizandos. 

Cuarta Etapa: una opción, un proyecto

Si en la primera etapa los catequizandos renuevan pública y conscientemente su fe, en la segunda se encuentran con la misericordia y el amor de Dios en los sacramentos de la penitencia y de la eucaristía y en la tercera profundizan en el misterio de Cristo, la cuarta etapa, que marca el cierre de este camino de iniciación, representa el momento clave de tomar una decisión; de ahí su nombre: Un camino, un proyecto. 

Durante esta etapa, además de preparar a los catequizandos, ya adolescentes, para recibir la plenitud del Espíritu Santo en el sacramento de la confirmación, se incentiva a los jóvenes tomar una decisión concreta en lo que respecta a su fe. ¿Qué viene ahora?¿Qué puedo hacer por Dios? Son preguntas que deben surgir en la mente del joven durante esta etapa. Es por esta razón que, para animarlos a incorporarse en la vida de la comunidad parroquial, se les hace una introducción de los diferentes grupos de apostolado que enriquecen su iglesia local.

Por otra parte, la temática vocacional también es un elemento central en esta etapa ya que, además de buscar que piensen en su futuro dentro de la iglesia, se quiere que descubran el para qué Dios los llama en las distintas profesiones y caminos que existen. En este sentido, los jóvenes han de plantearse un proyecto de vida manteniendo siempre la mirada fija en el resucitado. 

Durante esta etapa se tocarán temáticas orientadas a la búsqueda de la realización personal con alguna vocación destinada al servicio de los demás, se mostrará al cuerpo como Templo del Espíritu Santo y, partiendo de la sagrada escritura, se hablará de la vocación a la vida cristiana y a la santidad. 

Guía para el catequista de tercera etapa

Del mismo modo que en la tercera etapa, este cuarto ciclo de formación ofrece una guía sólo para el catequista. Los catequizandos, con el fin de tomar nota de aquello que más les ayuda de los encuentros o de los aspectos esenciales de los mismos, deben destinar un cuaderno para la catequesis. 

¿Cómo está formada la guía de cuarta etapa?

En el caso de la tercera etapa, serán diecinueve los encuentros que ayudarán al joven a profundizar en el misterio de Cristo. Unidos a ellos, habrá una convivencia llamada “La Voz”, que tendrá por objetivo mostrar a Dios como creador de todo y dar pruebas sencillas de la existencia de Dios.

Por otra parte, con el fin de conocer la vida de quienes se nos han adelantado en el camino de la santidad, el texto ofrece algunas obras de teatro basadas en las vidas de San Martín de Porres, Santa Celia, Santa Teresita del Niño Jesús y Monseñor Miguel Antonio Salas.

El Sacramento de la Confirmación

La confirmación, sacramento por medio del cual se recibe la plenitud del Espíritu Santo en el alma, representa un momento decisivo en la vida de cualquier cristiano. Se puede decir que, a través de la imposición de manos del obispo, se alcanza la mayoría de edad en la fe y, al igual que los apóstoles es día mismo de Pentecostés, los neoconfirmandos están armados para salir a dar testimonio elocuente de Cristo en cualquier rincón de la tierra. Es por esto que, después de este sacramento, los jóvenes se plantean su porvenir dentro de las filas de la iglesia y los grupos de apostolado.

Si quieres tener el material de esta etapa, puedes descargarlo aquí. 

¿Qué hacer para mantenerse al tanto de lo que organiza el Secretariado de Catequesis de la Arquidiócesis de Mérida?

Si quieres enterarte de todas actividades y encuentros formativos para catequistas organizados por el Secretariado de Catequesis de la Arquidiócesis de Mérida, debes seguirnos en nuestras redes sociales; en Facebook somos Secretariado de Catequesis Mérida y en Instagram, @catequesismerida. De esta manera estarás siempre conectado con nosotros y podrás disfrutar todo lo que tenemos para ti.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

2 comentarios en «Una opción, un proyecto: texto para la cuarta etapa del ICNAM»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *